Suscribirse
Profesionales de la Cultura en Aragón

Las (no) buenas prácticas y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón

Descarga del documento Las (no) buenas prácticas y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón


El pasado 4 de diciembre, durante la Jornada de Buenas Prácticas en el Arte Contemporáneo celebrada en el IAACC Pablo Serrano, la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón procedió a firmar un convenio con el Instituto  de Arte Contemporáneo (IAC) para el fomento de las buenas prácticas en los museos y centros de arte aragoneses.

Desde PROCURA, la Asociación de Profesionales de la Cultura en Aragón, nos alegra leer que la Consejería, y su Dirección General de Cultura, firmen este tipo de acuerdos y demuestren, aunque sea sobre el papel, cierta sensibilidad hacia las voces que dentro y fuera del sector llevan años demandando el desarrollo de una gestión ejemplar y acorde a los numerosos documentos de buenas prácticas que ya existen en materia de cultura. Desgraciadamente, la reciente actuación de la consejería en la gestión de las Ayudas en materia de Cultura y Patrimonio nos hace pensar que todavía queda mucho camino por recorrer.

Para entender de lo que estamos hablando comenzaremos anotando que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, a través de su Dirección General de Cultura y Patrimonio, realiza anualmente una convocatoria de subvenciones en materia de cultura y patrimonio (que en favor del gobierno actual, constatamos que ha experimentado un notable aumento en estos últimos años) para las siguientes líneas de acción: galerías de arte, artes escénicas (exhibición, giras, producción), música, audiovisuales (cortometrajes, mediometrajes y largometrajes), asociaciones culturales, política lingüística (entidades locales y entidades sin ánimo de lucro), patrimonio cultural, memoria histórica, creación artística (fundaciones y asociaciones, empresas y autónomos), sector editorial, Red Aragonesa de Espacios Escénicos y librerías.

Esta convocatoria se ha realizado en este último ejercicio de forma escalonada. Así, la mayoría de las ayudas fueron convocadas entre finales de julio, en el mejor de los casos, y mediados de octubre. El plazo de justificación para todas ellas se fijo para el 14 de noviembre, lo que implicaba que todas las entidades solicitantes habrían desarrollado y pagado su proyecto antes de esa fecha y que la Consejería de Educación, Cultura y Deporte habría resulto para entonces cada una de las convocatorias.

Analicemos en detalle los plazos que fija el procedimiento, desde que se publica la convocatoria hasta que sale la orden que la resuelve definitivamente, para una mejor comprensión del asunto. En primer lugar, tras publicarse la convocatoria, aquellos interesados tienen un plazo de 10 días naturales para la presentación de solicitudes. Una vez recepcionadas y revisada la documentación adjunta, la Dirección General de Cultura, en el caso de que alguna de las solicitudes esté incompleta (nada extraño si tenemos en cuenta como se ha manejado la convocatoria y lo exiguo de los plazos de presentación de solicitudes), emite una notificación que concede diez días naturales para subsanar aquellos errores observados. Finalizado este plazo se procede a la valoración de las mismas lo que da lugar a una propuesta de resolución a la que los beneficiarios de la subvención tienen diez días para responder afirmativa o negativamente. Pasado este trámite, la consejera de Educación, Cultura y Deporte emite una orden que resuelve definitivamente la convocatoria.

Como se puede observar es un procedimiento bastante lento y acotado en tiempos.  Es por esto por lo que el mismo día 14 de noviembre, cuando se acababa el plazo de justificación y en vista que solo la mitad de líneas de ayudas habían sido concedidas de manera definitiva, se decidió ampliar el plazo de justificación hasta el 30 de noviembre. A pesar de ello, y fruto de una inexplicable gestión, el citado día, según consta en la web del Gobierno de Aragón y el BOA, tres líneas de ayudas no fueron resueltas: creación artística, patrimonio cultural y memoria histórica.

Para más inri, los agentes culturales que aplicaron a estas líneas no tuvieron conocimiento del hecho hasta que fueron a presentar la documentación justificativa ese mismo día, momento en el cual se les informó que el proceso había quedado anulado. ¿Quién va a sufragar ese ingreso con el que muchas de estas entidades ya contaban pues ya existía propuesta de resolución que les convertía en beneficiarios de estas ayudas?

 

Desde PROCURA queremos denunciar la mala praxis demostrada por parte de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón en todo el proceso de ayudas en materia de Cultura y Patrimonio:

-La mala planificación y gestión de los tiempos, tanto en la publicación de la convocatoria, como en todo el proceso de gestión de la misma, hasta su resolución y justificación, que ha dado pie a improvisaciones y a un aumento de la presión sobre los propios técnicos de la institución y los agentes culturales a los que iban dirigidas estas convocatorias, con los resultados ya citados.

-La falta de sensibilidad y de conocimiento por parte de la entidad convocante de los procesos de creación, producción y difusión de cualquier proyecto cultural, pues es  muy difícil que un proyecto pueda ser desarrollado en los tiempos contemplados por la convocatoria (recordemos que se empiezan a lanzar a finales de julio y que las últimas salen a mediados de octubre, cuando el plazo limite para la realización, el pago y la justificación de la actividad se fija de partida para el 14 de noviembre, desatino que no arregla la ampliación de plazo hasta el 30 de noviembre). Esto hace que las ayudas, en la práctica, solo puedan beneficiar a aquellos proyectos ya conocedores de estas líneas de subvenciones, que ya han sido realizados o iniciados.

Así, le solicitamos, por respeto a los agentes damnificados por la mala gestión de dicha administración, que busquen soluciones a los perjuicios ocasionados y que para futuras ocasiones demuestren una mayor sensibilidad y diligencia en la gestión de estas ayudas, demostrando de esta manera que realmente desean iniciar el camino hacia las buenas prácticas en el sector.

Y como de costumbre, quedamos a entera disposición de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón para ayudarle en la búsqueda de soluciones.

 


Bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia de cultura y patrimonio cultural:

WEB del Gobierno de Aragón: Ayudas y Subvenciones del Departamento de Educación, Cultura y Deporte

ORDEN ECD/217/2016, de 24 de febrero, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia de cultura y patrimonio cultural.

ORDEN ECD/1622/2016, de 14 de noviembre, por la que se modifican las Ordenes ECD/217/2016, ECD/312/2016, ECD/622/2016, y ECD/747/2016, por las que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones del Departamento de Educación, Cultura y Deporte.

ORDEN ECD/763/2017, de 31 de mayo, por la que se modifica la Orden ECD/217/2016, de 24 de febrero, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia de cultura y patrimonio cultural.

ORDEN ECD/1743/2017, de 8 de noviembre, por la que se modifica la Orden ECD/217/2016, de 24 de febrero, por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de subvenciones en materia de cultura y patrimonio.

Orden ECD/1805/2017, de 14 de noviembre, por la que se modifican determinadas órdenes de convocatoria de ayudas en materia de cultura para el ejercicio 2017

 

 

  • PROCURA

    Profesionales de la Cultura en Aragón
    www.procura.org
    procura@procura.org

    Suscríbete al boletín